domingo, 23 de marzo de 2014

Microsoft y sus problemas de privacidad

Microsoft y sus problemas de privacidad
¿Qué pasa cuando una de las potencias de la revolución informática le vende los datos de sus usuarios a una de las agencias de inteligencia más polémicas del mundo? Exactamente nada. Según revelan hackers sirios y confirma el propio Microsoft, la información en tu correo electrónico y en tus cuentas es susceptible de ser espiada, siempre y cuando la situación lo amerite o se tenga una orden en tu contra.

Ni los miles de millones de dólares en infraestructura ni las medidas de seguridad más extremas pueden contra el genio humano, y cuando un secreto debe saberse, por interés particular o general, no pasa mucho tiempo hasta que se expone al público. Cuando un empleado decide que hay información que no debe ser negada al público, suceden casos como los de Edward Snowden o los de otros “sopladores de silbato” que le han mostrado al mundo lo que les estaban ocultando, generando un revuelo de dimensiones. Microsoft está sufriendo los embates de la nueva (y van…) decepción que les ha generado a sus usuarios, pues si con las cualidades inherentes al funcionamiento de Windows y al diseño de sus sistemas operativos no le alcanzase, ahora se confirma lo que ya era sospecha: Microsoft le vende los datos de sus usuarios al FBI.



Lo sé, no hay rostro de sorpresa del otro lado. Como si fuera una de esas sospechas que no podemos justificar completamente pero que reconocemos como obvias, la noticia no nos cambia la vida, aunque su tácita confirmación sí que impacta. Pasó también cuando mostramos en detalle cómo funcionaba PRISM y qué es lo que hacía la NSA y con qué herramientas tecnológicas. Esta vez la revelación proviene del Daily Dot, que recibió la información de parte de Hackers sirios del Ejército Electrónico Sirio, una agencia que se dedica a realizar investigaciones y operaciones cibernéticas, aunque sin el apoyo militar ni gubernamental de su país, pues se declaran como contrarios al presidente sirio. En el documento que está siendo analizado por el Daily Dot, los hackers enlazan imágenes de conversaciones por correo electrónico que mantiene regularmente empleados del Equipo de Cooperación Criminal Global de Microsoft con otros del FBI, miembros de la Unidad de Tecnologías de Intercepción Digital (DITU, en inglés). Allí se ven archivos PDF como adjuntos que contienen una especie de facturación por los servicios brindados de Microsoft al FBI, relacionados a la revelación de información personal de los usuarios.

Fuente e imagen: 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...