martes, 28 de mayo de 2013

The Elder Scrolls Online

Lo que sí se sabe es que los planes para Elder Scrolls Online son más grandes de lo que pensábamos en un primer vistazo. El modelo tradicional de facciones se cumple, con tres razas unidas en cada una de ellas: El Pacto de Daggerfall (bretones, guardias rojos y orcos), el Pacto de Ebonheart (nórdicos, elfos oscuros y argonianos) y el Dominio de Aldmeri (khajitas, elfos del bosque y altos elfos). Cada una de las razas tiene un objetivo distinto a cumplir y todas lucharán entre ellas en el PvP. Lo interesante de la propuesta es que Bethesda parece estar intentando aunar esfuerzos para conseguir que todos los jugadores se encuentren en un único y masivo "megaservidor", como EVE Online por ejemplo, de modo que todos los eventos que sucedan a un jugador le acabarán ocurriendo también a todos los demás. Estas propuestas, aunque arriesgadas a nivel de estabilidad de conexión, siempre han dado lugar a grandes hazañas, guerras y sobre todo una sensación de que lo que sucede en tu mundo es permanente y afecta a toda la comunidad.

Pero Bethesda no se ha quedado aquí. Como ya anunció, pretende no sólo poner las armas al servicio del jugador, sino también todo tipo de poderes. El usuario con el rango más alto de cada facción es considerado el emperador y líder de su grupo, y podrá tomar el control de la Ciudad Imperial. ¿Qué significa esto? No sólo tendrás una categoría de héroe con habilidades especiales, sino que tuyo sería el control de las fortalezas y lo bien o mal que gestiones la facción afectaría al resto de jugadores. Una idea muy parecida, de hecho, al concepto que ha propuesto Molyneux con Godus y Curiosity, dando a un jugador la oportunidad de ser un Dios, pero colocando a tres diferentes en The Elder Scrolls Online para que luchen entre sí. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...