martes, 12 de marzo de 2013

Centro Conacyt adquiere computadora más potente de Latinoamérica

El Centro Nacional de Supercómputo (CNS) del Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica (IPICyT) instalará un equipo con la capacidad de procesar más de cien billones de operaciones por segundo. Permitirá modelar complejos cálculos matemáticos, climáticos y astrofísicos, trabajar en el diseño de nuevos medicamentos y materiales o formular la ruta predictiva de un huracán antes de que ocurra, entre otros procesos científicos.

Se trata de una supercomputadora tipo cluster marca IBM modelo iDataPlex, con una capacidad de procesamiento de 107 teraflops; es decir, puede procesar 107 billones de operaciones por segundo.

El equipo fue adquirido con recursos autogenerados por este Centro de Investigación Pública del Conacyt, y entrará en operación la segunda quincena de marzo para apoyar los trabajos de investigación de grupos académicos de todo el país, así como para ofrecer servicios de supercómputo a los sectores empresarial y gubernamental.

“Debido a su capacidad, estará posicionada entre las 500 supercomputadoras más poderosos del mundo, de acuerdo con la lista que publicará la organización TOP500 el mes de junio de 2013. Además de convertirse en el equipo más poderoso de México y América Latina”, refiere el maestro César Díaz Torrejón, coordinador del CNS.

La supercomputadora del IPICyT está constituida por una serie de decenas, centenas o miles de procesadores, los cuales trabajan al mismo tiempo para hacer la tarea en el menor tiempo posible. “Para entender mejor este funcionamiento, imaginemos que se multiplicará 5 por 4 un billón de veces. Asumiendo que se puede hacer muy rápido con una calculadora de bolsillo, me tomaría unos 30 mil años lo que el equipo puede realizar en un segundo”, detalla el experto.

A diferencia de la supercomputadora que el CNS tenía antes, un equipo Cray XD1 con 1 Tflop de poder, con el actual será posible trabajar en proyectos más cercanos a la realidad. Por ejemplo, un astrofísico podía simular un sistema de 10 mil estrellas, pero ahora lo hace con 10 millones de cuerpos celestes, gracias a que la capacidad será mucho mayor.

El CNS se creó para responder a una necesidad propia de la investigación que hacía IPICyT, principalmente en el área de ciencias de materiales, seguidas de biología molecular y geociencias. “Sin embargo, desde su inauguración en agosto de 2006 se abrió la posibilidad a que cualquier investigador del país que necesitara poder de procesamiento utilizara nuestros recursos, al igual que la industria y el gobierno”, comenta Díaz Torrejón.

Desde sus orígenes, este centro del IPICyT ha impulsado la formación de una comunidad de supercómputo, tanto de usuarios, personal operativo y dueños de infraestructura con el fin de apoyar su desarrollo en México.

“En ese sentido, hemos promovido la creación del evento anual International ‘Supercomputing Conference in Mexico’ (ISUM), que inició en 2010. Reúne a conferencistas magistrales, líderes del supercómputo que están dictando las nuevas tendencias, fabricantes de equipos, investigadores y estudiantes”, indica Díaz Torrejón.

El ISUM 2013, que se lleva a cabo del 5 al 8 de marzo, va a ser el marco para hacer el anuncio nacional de la nueva supercomputadora del CNS del IPICyT que se pone a disposición de la comunidad científica, académica y la iniciativa privada de México.

Con información de agencia Conacyt.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...