viernes, 6 de abril de 2012

¿Movistar es la próxima víctima del kirchnerismo?

No es ninguna novedad que el kirchnerismo está en una batalla constante. ¿Con quiénes? Con todos aquellos que se interpongan en sus planes para llevar adelante el “modelo”. Claro, para que esto se entienda bien, primero deberíamos establecer qué es el tan mentado “modelo”. 

Según el gobierno nacional, en nuestro país se está implementando, desde mayo de 2.003, un modelo de “inclusión y desarrollo”. Ahora bien, ésta denominación “marketinera” que nos presenta el kirchnerismo, evidentemente dista mucho de la realidad, ya que más que un modelo de inclusión y desarrollo, lo que se está implementando a las claras es un modelo de extorsión, autoritarismo y populismo; todo esto sustentado a través de la caja. 

Es público y notorio, por otra parte, que desde hace bastante tiempo comenzamos a tener graves problemas de caja, hecho que quedó al descubierto inmediatamente después de las últimas elecciones, donde llamativamente después de los festejos del 54 por ciento que obtuvo Cristina se empezaron a dar las malas noticias, por ejemplo, la quita de subsidios. 

Otro clarísimo ejemplo de ello es la desesperación que tiene el Gobierno por sacarse algunas cosas de encima, por ejemplo, los subtes de la ciudad de Buenos Aires, sin olvidarnos de los mamarrachos de Guillermo Moreno por tratar de cualquier manera de frenar las importaciones y la compra de dólares. 

Por lo tanto, ¿cuál es hoy por hoy el principal problema del gobierno nacional? Es fácil, el problema es económico financiero, ya que a esta altura se hace más que difícil seguir sosteniendo la fiesta populista. 

Ya hemos visto que Repsol-YPF es el blanco a destruir. La intención del gobierno es tratar de hacer caer lo máximo posible las acciones de la empresa petrolera para luego adquirirla. 

Pero es evidente que con YPF no alcanza, entonces, haciendo honor al slogan de campaña implementan el “vamos por más, vamos por todo”, ¿y cuál es la próxima víctima, después de la petrolera? El grupo Telefónica, dueño de TELEFE Y Movistar. No nos olvidemos que para el kirchnerismo las comunicaciones son algo más que fundamental, y desde hace años están tratando de adquirir, especialmente, el canal de las pelotas. 

Debido al “apagón” que sufrieran los usuarios de Movistar el lunes 2 de abril, el Gobierno anunció que sancionará duramente a la empresa, cuando ésta comunicó a sus usuarios que serán bonificados de distintas maneras por las molestias causadas. 

Sin embargo, lo que llama poderosamente la atención es lo siguiente: 

1- Si el ánimo es sancionar a las empresas, ¿por qué no se procede de la misma manera con TBA por la tragedia de Once donde murieron 51 personas y hubo cientos de heridos? 

2- ¿Por qué no se toman medidas con Aerolíneas Argentinas, que es lejos la peor empresa que funciona en el país? 

3- Es muy llamativo que las autoridades de Movistar no puedan determinar cuál fue el desperfecto que dejó incomunicados a millones de usuarios, ya que cuando hay una falla en el sistema, este se interrumpe solo por zonas, y es prácticamente imposible que queden fuera de servicio más de 16 millones de líneas. 

4- Las autoridades de Movistar sospechan -en realidad no sospechan, están convencidos- de que fue un atentado. 

5- Llama poderosamente la atención que el incidente ocurra justo el día donde los usuarios pueden empezar a disponer de la “portabilidad numérica”. Recodemos, además, que los propietarios de las dos empresas que compiten con Movistar, Personal y Claro, que son de la familia Werthein y del multimillonario mexicano Slim, respectivamente, (este último también propietario de Telmex) tienen una excelente relación con el kirchnerismo. 

Y por último, el más sugestivo de los detalles: El interventor de la CNC (Comisión Nacional de Comunicaciones), Ceferino Namuncurá, tenía previsto un viaje a Europa para ese mismo día, que casualmente canceló un día antes del incidente e inmediatamente salió a decir que se le aplicarán durísimas sanciones a la empresa. 

Si algo hace falta para terminar de armar el rompecabezas, recordemos que tanto Repsol-YPF como Movistar son de capitales mayoritariamente españoles, y en los últimos días el presidente español anunció que la crisis económica por la que está atravesando España durará por lo menos hasta fines de 2013. 

Teniendo en cuenta todos estos detalles, sumados a los antecedentes operativos del kirchnerismo, (el estado se quedó con las AFJP, Aguas Argentinas, la televisación del fútbol y del automovilismo, Aerolíneas Argentinas y próximamente YPF) y que lo que hoy más necesita el Gobierno son fondos líquidos para seguir sosteniendo el “modelo”, es muy difícil creer que el “apagón” de Movistar haya sido producto de la casualidad o una mera falla en el sistema, ¿no le parece?


fuente: taringa.net
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...